Agnes Pareyio: "A las mujeres en África no se les permite tomar decisiones sobre su sexualidad"

Publicado en La Mujer en la Alianza

¿En qué grado son la tradición, la educación o la religión las culpables de que se siga dando está práctica?

La tradición mantiene la Mutilación Genital Femenina como una práctica cultural habitual, pero cuando la educación se combina con la religión puede ser utilizada como un instrumento poderoso que puede ayudar en la lucha contra esta práctica.

¿Cuáles son las consecuencias de la mutilación genital para las mujeres?

Son innumerables. Entre las consecuencias inmediatas destacan el trauma, dolor, sangrado excesivo que puede llevar a la muerte, heridas infectadas, retención de orina, daños en la uretra y el ano que pueden derivar en fístula obstétrica e infecciones.

Entre las consecuencias a largo plazo están las infecciones constantes en el tracto urinario, formación de una cicatriz permanente, formación de Keloide, obstrucción del flujo menstrual, dolor menstrual, relaciones sexuales dolorosas, infertilidad y los partos prolongados que pueden derivar en la muerte tanto de la madre como del bebé.

También hay complicaciones psicológicas como la depresión y la ansiedad, y complicaciones sexuales como frigidez y dolor durante el acto sexual. Además, cuando el clítoris y otras partes de los genitales no existen, la capacidad de la mujer para la estimulación sexual y el placer se ven gravemente afectados.

¿Y de los matrimonios tempranos?

Algunas de las consecuencias son las muertes y los abortos espontáneos debido a la inmadurez del cuerpo de las niñas para quedarse embarazadas; al ser forzadas, se producen muchas violaciones; y a las niñas se les niega la oportunidad de ir al colegio por lo que se convierte en una herramienta de opresión a la mujer.

Te puede interesar...

Sin etiquetas que coincidan