Agnes Pareyio: "A las mujeres en África no se les permite tomar decisiones sobre su sexualidad"

Publicado en La Mujer en la Alianza

¿Qué países son los más comprometidos en esta batalla?

Globalmente, la mayoría de los países que ratificaron la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (UNCRC), y la han incluido en su legislación, deberían hacer algo para luchar contra la Mutilación Genital Femenina.

Kenya es un país que ha aceptado la Convención adoptando el acta número 8 de 2001, que entró en vigor en enero de 2002.

¿Es usted optimista con este tema?, ¿ve el final de la Mutilación Genital Femenina?

Confío en que un día tendremos un mundo libre de la Mutilación Genital Femenina, pero esto solo se podrá hacer realidad después de poner en práctica métodos, esfuerzos, estrategias, actitudes y políticas que se consoliden en contra de la MGF.

¿Nos puede explicar brevemente el trabajo de Tasaru Ntonomok? ¿Y los retos de futuro del centro?

Tasaru es una organización comunitaria que aporta conocimiento entre los miembros de la comunidad masai sobre los efectos y peligros de la MGF. También tiene un hogar que se convierte en un refugio temporal para las niñas que huyen de sus padres debido a la MGF y los matrimonios tempranos forzosos.

Así mismo, desde nuestra organización proponemos ritos alternativos para las niñas que dicen no a la Mutilación Genital Femenina: se trata de un programa donde las niñas pasan por un entrenamiento sobre sus derechos en la reproducción, y otros aspectos de la sexualidad que son positivos para prepararlas para la edad adulta.

La comunidad está poniendo en marcha métodos silenciosos y clandestinos para la práctica de la mutilación genital femenina. Los líderes políticos están conservando la cultura como una herramienta para su supervivencia política. Que cambien su actitud se convierte también en un desafío para nosotros.

Te puede interesar...

Sin etiquetas que coincidan