Tags: Mujer

Pajín defiende la Alianza de Civilizaciones

Publicado en La Mujer en la Alianza

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, aseguró este viernes que hablar de Alianza de Civilizaciones en un momento "convulso" como el actual es "más necesario que nunca, puesto que parece evidente que el modelo actual de relaciones internacionales exige cuanto menos una completa revisión".

DIARIO CRITICO     

Pajín realizó estas declaraciones durante su intervención en la presentación del libro del secretario provincial del PSPV en Castellón, Francesc Colomer, titulado ´Un diálogo sin fronteras. Desde Las Casas a la Alianza de Civilizaciones´.

Según dijo, "este modelo, como estamos viendo estos días, ha provocado una brecha no sólo en todo el mundo, sino especialmente entre el norte y el sur, que cada día es mayor, y cuyo resultado es que nos enfrentamos a una de las mayores crisis alimentarias de la historia en un momento donde, paradójicamente, tenemos más capacidad que nunca para generar alimentos y para hacer accesibles los mismos".

En definitiva, -apuntó- "este modelo ha aumentado las desigualdades entre los seres humanos en un momento en que el acceso a las nuevas tecnologías, los descubrimientos y la ciencia no deberían permitirlo". "Frente a ese escenario -apuntó- la Alianza de Civilizaciones supone un marco diferente de establecer las relaciones internacionales y un catalizador a través del cual alcanzar un orden diferente y más equilibrado".

Así, señaló que la Alianza de Civilizaciones "es una propuesta política, pero también una propuesta ética y ciudadana que entiende que el nuevo orden mundial no puede sustentarse en la dominación de unos pueblos sobre otros o de los hombres sobre las mujeres".


Subrayó que "del apoyo de las instituciones internacionales a la Alianza de Civilizaciones dependerá, en gran medida, el éxito de este proyecto", y aclaró que las medidas adoptadas en España por el Gobierno de Rodríguez Zapatero "han convertido a nuestro país en un referente mundial en cuanto a extensión de los derechos, a la lucha por la paz y contra la discriminación".

Al respecto, comentó que "lo hemos visto estos días, cuando este país ha demostrado su capacidad de interlocución entre pueblos diferentes, con capacidad de hablar con los dirigentes del pueblo palestino y de Israel, así como liderar en Europa que la respuesta a la crisis económica que vivimos no sólo puede ser la respuesta a un orden financiero internacional, sino que tiene que ser la construcción de un sistema financiero más transparente, pero también más equitativo y justo donde puedan beneficiarse todos".

En su opinión, "somos un país tremendamente respetado por los países grandes y también querido por los países pequeños, y éste es el mejor tributo que dejamos a nuestra social, pero -dijo- esto requiere una responsabilidad que debemos traducir en el impulso, en el marco de la UE, de políticas valientes que favorezcan la convivencia pacífica entre los pueblos y debemos incorporar la Alianza a la agenda política cotidiana de la UE".

Agnes Pareyio: "A las mujeres en África no se les permite tomar decisiones sobre su sexualidad"

Publicado en La Mujer en la Alianza

Agnes es una activista masai que lucha contra la mutilación genital femenina y los matrimonios tempranos a los que se ven sometidas las niñas de su comunidad. Visita Madrid con motivo del Día Mundial por la erradicación de esta práctica.

Aida Sánchez/ Redacción (06/02/2009)

La Mutilación Genital Femenina (MGF) es una práctica que han sufrido en el mundo entre 100 y 140 millones de mujeres, la mayoría de ellas en el continente africano. Cada año, a pesar de las prohibiciones de la mayoría de los gobiernos, este número aumenta y, aunque la prevalencia de este ritual ha disminuido en muchos países, la edad en la que se practica es cada vez menor.

El 6 de febrero se celebra el día por la abolición de esta práctica y Agnes Pareyio visita Madrid, invitada por Mundo Cooperante, para relatarnos su trabajo contra la MGF y los matrimonios tempranos a los que se ven sometidas las niñas y jóvenes de su comunidad masai, al suroeste de Kenia.

Su trabajo ya le valió para que, en el año 2005, las Naciones Unidas la proclamaran mujer del año y hoy sigue luchando, a través de su proyecto de intervención, Tasaru Ntomonok (Rescate de la mujer).

¿Cuál es el mensaje que ha venido a lanzar en Madrid?

El mensaje que me gustaría transmitir durante mi estancia en Madrid es que las mujeres en África han recorrido un largo camino en la lucha por sus derechos. En este sentido, me gustaría mencionar que la cultura africana todavía sitúa a la mujer en último lugar, y la hacen sentir como algo inferior en la sociedad.

A las mujeres en África no se les permite tomar decisiones sobre su propia sexualidad; sobre derechos de propiedad, o sobre decisiones directamente relacionadas con las oportunidades económicas. Tengo la esperanza de que todos los que nos apoyan y las personas de buena fe se den cuenta de la necesidad de unir esfuerzos para dar el suficiente poder a las mujeres africanas en la lucha por sus derechos.


¿Cuál fue el detonante que le hizo dedicarse a luchar por los derechos de la mujer?

Comencé mi lucha por los derechos de las mujeres después de que yo personalmente sufriera una situación muy dolorosa que me intimidó como persona, me redujo a nada, y posteriormente me hizo estar sometida al sufrimiento de prácticas culturales retrógradas en contra de mis deseos. Deseaba que llegara el día en que pudiera levantarme y gritar NO a esas prácticas culturales que podían someter a jóvenes y niñas al mismo dolor por el que yo había pasado.

¿Qué podemos y debemos hacer para poner fin a la práctica concreta de la mutilación genital femenina?

Entre las comunidades que la practican, la Mutilación Genital Femenina permanece como una actividad cultural tan profundamente arraigada que la gente piensa que mantiene la dignidad de esa comunidad.

Teniendo esto en cuenta, las estrategias puestas en marcha tienen que ir encaminadas a luchar contra este error. Si lo vemos desde una perspectiva cultural, para luchar contra la Mutilación Genital Femenina es necesaria una estrategia común que evite confrontaciones.

Ello incluye, entre otros aspectos, dar a conocer a la comunidad los peligros y efectos de la Mutilación Genital Femenina; trabajar codo con codo con los líderes de todos los sectores dentro de cada comunidad, después de formarles acerca de los efectos y peligros de esta práctica; contratar a personas de confianza que se encarguen de avisar cuando las niñas estén en peligro de sufrir la Mutilación Genital Femenina; apoyar a las niñas que huyen de la MGF y los matrimonies tempranos con una educación que podrá fortalecerlas a través del conocimiento, herramientas y actitudes, y las ayudará a luchar por sus derechos.


¿En qué grado son la tradición, la educación o la religión las culpables de que se siga dando está práctica?

La tradición mantiene la Mutilación Genital Femenina como una práctica cultural habitual, pero cuando la educación se combina con la religión puede ser utilizada como un instrumento poderoso que puede ayudar en la lucha contra esta práctica.

¿Cuáles son las consecuencias de la mutilación genital para las mujeres?

Son innumerables. Entre las consecuencias inmediatas destacan el trauma, dolor, sangrado excesivo que puede llevar a la muerte, heridas infectadas, retención de orina, daños en la uretra y el ano que pueden derivar en fístula obstétrica e infecciones.

Entre las consecuencias a largo plazo están las infecciones constantes en el tracto urinario, formación de una cicatriz permanente, formación de Keloide, obstrucción del flujo menstrual, dolor menstrual, relaciones sexuales dolorosas, infertilidad y los partos prolongados que pueden derivar en la muerte tanto de la madre como del bebé.

También hay complicaciones psicológicas como la depresión y la ansiedad, y complicaciones sexuales como frigidez y dolor durante el acto sexual. Además, cuando el clítoris y otras partes de los genitales no existen, la capacidad de la mujer para la estimulación sexual y el placer se ven gravemente afectados.

¿Y de los matrimonios tempranos?

Algunas de las consecuencias son las muertes y los abortos espontáneos debido a la inmadurez del cuerpo de las niñas para quedarse embarazadas; al ser forzadas, se producen muchas violaciones; y a las niñas se les niega la oportunidad de ir al colegio por lo que se convierte en una herramienta de opresión a la mujer.


¿Qué países son los más comprometidos en esta batalla?

Globalmente, la mayoría de los países que ratificaron la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (UNCRC), y la han incluido en su legislación, deberían hacer algo para luchar contra la Mutilación Genital Femenina.

Kenya es un país que ha aceptado la Convención adoptando el acta número 8 de 2001, que entró en vigor en enero de 2002.

¿Es usted optimista con este tema?, ¿ve el final de la Mutilación Genital Femenina?

Confío en que un día tendremos un mundo libre de la Mutilación Genital Femenina, pero esto solo se podrá hacer realidad después de poner en práctica métodos, esfuerzos, estrategias, actitudes y políticas que se consoliden en contra de la MGF.

¿Nos puede explicar brevemente el trabajo de Tasaru Ntonomok? ¿Y los retos de futuro del centro?

Tasaru es una organización comunitaria que aporta conocimiento entre los miembros de la comunidad masai sobre los efectos y peligros de la MGF. También tiene un hogar que se convierte en un refugio temporal para las niñas que huyen de sus padres debido a la MGF y los matrimonios tempranos forzosos.

Así mismo, desde nuestra organización proponemos ritos alternativos para las niñas que dicen no a la Mutilación Genital Femenina: se trata de un programa donde las niñas pasan por un entrenamiento sobre sus derechos en la reproducción, y otros aspectos de la sexualidad que son positivos para prepararlas para la edad adulta.

La comunidad está poniendo en marcha métodos silenciosos y clandestinos para la práctica de la mutilación genital femenina. Los líderes políticos están conservando la cultura como una herramienta para su supervivencia política. Que cambien su actitud se convierte también en un desafío para nosotros.

Rania de Jordania y Sampaio reciben el premio Norte-Sur de derechos humanos

Publicado en La Mujer en la Alianza

La reina Rania de Jordania y el representante de la ONU para la Alianza de Civilizaciones, Jorge Sampaio, recibieron hoy el premio Norte-Sur del Consejo de Europa con una exhortación a globalizar el entendimiento entre pueblos y culturas.

Rania, que recibió el galardón durante la visita oficial que efectúa a Portugal con su marido el rey Abdalá II, defendió la necesidad de promocionar la 'tolerancia' para acercar el mundo occidental y el musulmán y señaló que llegar a ese objetivo es 'una cuestión de confianza'.

Sampaio, que fue presidente de Portugal entre 1996 y 2006, recordó los 'problemas globales' que padece el mundo y abogó por darles respuesta con 'una cooperación más vigorosa entre los estados', basada en los principios democráticos y en un 'multilateralismo abierto'.

Las dos personalidades recibieron el décimo cuarto galardón que concede el Consejo de Europa en nombre del diálogo entre los países del Norte industrializado y los del Sur en desarrollo, en una ceremonia que encabezó la Secretaria General Adjunta del organismo, Maud de Boer.

Entre los asistentes a la ceremonia, en la Asamblea Legislativa lusa, se encontraban el rey Abadlá, el presidente portugués Anibal Cavaco Silva, que entregó los galardones, y una nutrida representación de autoridades lusas y delegados de organismos europeos y multinacionales.

Rania destacó en su discurso que entre sus objetivos esta el de 'combatir los estereotipos negativos' de su región y destacó la importancia de que haya relaciones 'de calidad' entre los países occidentales y los musulmanes y se conozcan mejor para crear confianza mutua.


Sampaio se refirió a los objetivos de la Alianza de Civilizaciones, una iniciativa de la ONU que promovieron España y Turquía, y destacó su objetivo de establecer estrategias para lograr 'más paz, más respeto por la diferencia y más progreso'.

La crisis económica mundial y su 'crisis paralela de valores' ha dado una nueva dimensión a la necesidad de cumplir esos objetivos, agregó el político socialista luso.

El premio Norte-Sur se concede cada año a dos personalidades, una de los países del norte y otra del sur, que se hayan destacado en la protección de los derechos humanos y el fortalecimiento de las relaciones entre los dos grupos de naciones.

Su entrega fue uno de los actos principales en la visita de los reyes de Jordania a Portugal, que concluye el martes y en la que el rey Abdalá conversó con las autoridades lusas sobre la conveniencia de que Israel y Palestina celebren negociaciones cuanto antes.

El monarca se reunió hoy con Cavaco y mañana participa en una reunión con empresarios y se entrevista con el primer ministro luso, José Sócrates.

W8: Mujeres que cambian el mundo

Publicado en La Mujer en la Alianza

Ocho mujeres del mundo, que han dedicado sus vidas a luchar por la sanidad y la educación, se unen en el W8. Liderarán la lucha para conseguir un mañana mejor con el apoyo de la campaña 'Salud y Educación' de Intermón Oxfam.

CANAL SOLIDARIO

 

Sandhya Venkateswaran, Miranda Akhvlediani, Rokeya Kabir, Kadiatou Baby Maiga, Jiraporn Limpananont, Leonor Magtolis Briones, Elba Rivera-Urbina y Dorothy Ngoma conformarán el W8, que liderará la lucha la campaña 'Salud y Educación' de Intermón Oxfam, por un mañana mejor.

Cada miembro del W8 ya dirigía coaliciones en el plano nacional en sus respectivos países, ejerciendo presión para conseguir cambios y haciendo llamamientos al gobierno para que convierta sus promesas en acciones tangibles. Ahora se unen en una única voz. Te las presentamos.

Su lucha diaria

Sandhya Venkateswaran trabaja para la coalición india 'Don’t Break Your Promises', cuyo objetivo es supervisar el cumplimiento de los compromisos gubernamentales de reducción de la pobreza. "Algo tan básico como dar a luz resulta tremendamente peligroso y muchas mujeres no saben si sobrevivirán al parto", afirma.

Miranda Akhvlediani trabaja para la coalición georgiana 'Future Without Poverty', que espera convertirse en un mecanismo para dar voz a los problemas de las personas sin recursos en Georgia. "En Georgia, la falta de acceso a la sanidad es uno de los problemas más apremiantes urgentes", señala".


Rokeya Kabir es la representante de la campaña 'My Rights' en Bangladesh: una plataforma nacional que presiona al gobierno para que garantice la educación primaria para todos los niños. "En Bangladesh, la educación para todos sigue siendo un principio básico sólo en la constitución; no es un derecho básico del ciudadano ni una responsabilidad del Estado", cuenta.

Kadiatou Baby Maiga preside la coalición maliense 'Education for All' y ofrece sus conocimientos y experiencia con el fin de prestar apoyo al gobierno a la hora de lograr sus objetivos en educación. "En mi clase del instituto, sólo dos de los 80 alumnos eran chicas”.

Jiraporn Limpananont es miembro de la coalición "Free Trade Agreement Watch", que protege a los pobres frente a acuerdos comerciales. "Para que haya un gran cambio en la sociedad, sobre todo entre los más desfavorecidos, deben levantarse, unirse y exigir sus derechos al gobierno."

La profesora Leonor Magtolis Briones es la representante de 'Social Watch Philippines'/'Alternative Budget Initiative', que está ayudando a elaborar un presupuesto alternativo para el gobierno en Filipinas. "Si la mayoría de filipinos gozase de buena salud, el país no tendría que gastar tanto dinero en curar a enfermos y enterrar a los que mueren antes de tiempo", asegura.

Por último, Elba Rivera-Urbina trabaja para la campaña nicaragüense de educación, mientras que Dorothy Ngoma es directora de la Organización Nacional de Enfermeras y Comadronas de Malawi.

Culmina la destrucción de las bombas de racimo en España

Publicado en La Mujer en la Alianza

Se han eliminado todas las bombas de racimo que había en los arsenales de las Fuerzas Armadas, según Defensa. El Gobierno ha sido uno de los primeros en ratificar el tratado internacional contra este armamento que mutila civiles.

CANAL SOLIDARIO

El proceso para eliminar todas las bombas de racimo que permanecían en los arsenales de las Fuerzas Armadas ha concluido, según Defensa. El Gobierno se convierte, además, en uno de los primeros en ratificar el tratado internacional contra este tipo de armamento que mutila civiles.

En menos de un año, el Gobierno español ha eliminado más de 5.000 bombas de racimo que formaban parte del arsenal de las Fuerzas Armadas. El proceso ha concluido esta semana, según la ministra de Defensa, Carme Chacón.

La acción coincide con la ratificación por parte del Congreso de los Diputados del Tratado de Prohibición de Bombas de Racimo, un acuerdo internacional que necesita ser avalado por 30 Estados para entrar en vigor.

“Con este paso, España se convierte en uno de los primeros en hacerlo, poniéndose a la cabeza en un proceso que va a llevar a que las bombas de racimo queden prohibidas a escala internacional”, señalan las organizaciones Fundació per la Pau, Justícia i Pau, Moviment per la Pau y Greenpeace.


Las minas antipersona sobreviven más allá de las guerras y afectan gravemente a la población civil, que queda mutilada y ve como acciones cotidianas como cultivar la tierra o ir a buscar agua del pozo son un peligro. Según Naciones Unidas, cada año provocan 15.000 víctimas y, para erradicarlas, se necesitarían más de 1.000 años y 30.000 millones de años.

En este contexto quiere ponerse en marcha el Tratado de Prohibición de Bombas de Racimo. A la ratificación de España de estos días se añade otra buena noticia: la aprobación de una ley en Estados Unidos que prohíbe exportar la mayoría de las bombas de racimo que se fabrican en el país.

“Sólo podrán exportarse las que tengan una tasa de error inferior al 1%, es decir, que menos de un 1% de sus submuniciones queden sin estallar en los territorios donde se usen”, dicen las ONG. Estados Unidos es unos de los mayores exportadores de armamento del planeta.

Te puede interesar...