Marruecos inaugura un programa de lucha contra la violencia de género.

Publicado en La Mujer en la Alianza

EFE /EL MUNDO

RABAT.- Marruecos ha inaugurado este viernes un programa que prevé la lucha contra la violencia de género mediante el refuerzo de las capacidades económicas y sociales de las mujeres y niñas en el país, según han informado fuentes oficiales.

Se trata de la primera proposición aprobada para Marruecos en el marco del Fondo España-Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), lanzado para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de la ONU.

Según un comunicado de la Embajada de España en Marruecos y de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), la iniciativa se encuadra en el apoyo a la política pública marroquí de lucha contra la violencia de género y en el fomento de las políticas de igualdad de género.

"Con estas acciones, España busca apoyar las reformas jurídicas y políticas iniciadas por Marruecos en los últimos años; la voluntad de su Gobierno de reforzar los derechos fundamentales del individuo y el compromiso del país en materia de lucha contra la violencia", aseguró el embajador de España en Marruecos, Luis Planas, en el acto de inauguración en Marraquech.

El programa será ejecutado por ocho agencias de la ONU presentes en el país, con el Fondo de Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM) a la cabeza, y está dotado con una partida de unos 5,3 millones de euros.

Según recordaron las fuentes, el Fondo España-PNUD es un instrumento de cooperación multilateral creado en diciembre de 2006 para apoyar la labor de las Naciones Unidas en la realización de reformas a nivel nacional durante el periodo 2007-2010, entre las cuales se aborda la igualdad entre hombres y mujeres.

Marruecos presenta un plan contra la violencia de género

Publicado en La Mujer en la Alianza

MEDITERRANEAS.ORG

Marruecos presenta un plan contra la violencia de género

El 5 de Marzo se ha inaugurado en el Instituto Superior de la Magistratura de Rabat un seminario de formación para los fiscales responsables de las Células de Violencia de Género de Marruecos en el que el Director de la Cooperación del Ministerio de Justicia de Marruecos, Abdelmajid Rhomija presentó el Plan de Acción de su Ministerio en materia de Lucha contra la Violencia de Género.

El plan fue presentado en el Marco del Proyecto Adl de la Cooperación Española de “Fortalecimiento y Modernización de la Administración de Justicia de Marruecos”.

Este plan ha sido elaborado por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) conjuntamente con otras instituciones, entre las que figuran los Ministerios de Justicia de España y de Marruecos, FIIAPP y la Junta de Andalucía.

El Plan de Acción viene a sumarse a las iniciativas puestas en marcha en los últimos años por el Ministerio de Justicia de Marruecos como la creación de Células de Violencia de Género en las Cortes de Apelación o la puesta en marcha de una Línea Verde de atención a las víctimas.

Todas estas iniciativas del Ministerio de Justicia se enmarcan dentro del proceso de reformas emprendido por Marruecos en este ámbito y cuyo principal exponente es la reforma de la Mudawana en 2004.

Al evento, que se alargará hasta el 7 de marzo, asistieron los miembros de la Red de Fiscales responsables de Células de Lucha contra la Violencia, además de representantes del Secretariado de Estado de Familia, el Ministerio de la Salud y el Fondo de Naciones Unidas para la Población.

Tras este seminario, diez de los fiscales participantes viajarán a Sevilla entre el 12 y el 15 de marzo para conocer la experiencia andaluza en materia de lucha contra la violencia de género.

El Proyecto Adl pretende contribuir al desarrollo de un sistema de justicia en Marruecos más confiable e independiente, que sea eficiente y accesible.

La actuación del proyecto se centra en dos campos de acción específicos: la mejora de los sistemas de cooperación jurídica internacional y de los mecanismos de asistencia jurídica a las personas que se encuentran en condiciones desfavorecidas.

Mujeres frente al G-8

Publicado en La Mujer en la Alianza

La crisis económica amenaza los logros en la lucha contra la pobreza. Los estados más ricos han gastado miles de millones de euros en evitar que sus bancos se desplomen, mientras en los más desfavorecidos sigue aumentando el número de hambrientos. Si no se toman medidas, este año habrá 90 millones más.

Ante esta situación, un grupo de destacadas activistas ha decidido pedir cuentas al G-8. Son ocho mujeres de distintas partes del mundo, reunidas bajo el nombre de 'Women 8' (W8) . Quieren exigir a los líderes mundiales que cumplan con sus compromisos de ayuda al desarrollo, en la próxima reunión que mantendrán en Italia en julio. Entre ellos, el de destinar a este fin el 0,7% de su PIB.

Esta iniciativa, promovida por Oxfam Internacional, Intermón Oxfam en España, ha unido a mujeres de India, Georgia, Bangladesh, Malí, Tailandia, Filipinas, Malawi y Nicaragua, reconocidas dirigentes de movimientos sociales en sus propios países.

Elba Rivera, la representante de América Latina, ha viajado a España para pedir al presidente José Luis Rodríguez Zapatero que sea la voz del desarrollo en la cumbre de Italia. Este martes se reunirá con la vicepresidenta primera del Gobierno, M.ª Teresa Fernández de la Vega, para instarle a que el Gobierno mantenga sus promesas e incremente su ayuda. "Sabemos lo que están sufriendo por la crisis, pero nosotros sufrimos mucho más. No es lo mismo ser un parado aquí que en un país pobre", señala.

Esta nicaragüense sabe de lo que habla. Su vida es todo un ejemplo de superación y tenacidad. Nacida en un enclave en medio de la selva, que su familia ayudó a construir de la nada, aprendió a leer y a escribir a los 16 años, gracias a un programa de alfabetización que llegó hasta su población. Hoy es máster en Educación y Ciencias Políticas por la Universidad Alemana de Tübingen, dirige una escuela Montessori comunitaria, es representante de la Campaña Mundial por la Educación en su país y lidera un movimiento de campesinos.


No hay tiempo que perder

"Los líderes del G8 tienen que entender la urgencia con la que se necesitan recursos económicos en los países en desarrollo, sobre todo en este momento de crisis global que está afectando de manera desproporcionada a los países más pobres. Por cada año que ellos postergan sus compromisos de ayuda, en el sur perdemos generaciones completas", afirma Rivera.

Las 'W8' resaltan que el precio de la inacción es muy elevado. En el mundo sigue muriendo un niño cada tres segundos de enfermedades prevenibles, cada minuto una mujer pierde la vida durante el parto o el embarazo por falta de atención médica y 75 millones de niños no tienen acceso a la escuela, la mayoría niñas.

"El desarrollo no lo representan un puñado de hombres encorbatados. El desarrollo tiene rostro de mujer, vive en los países del sur y es muy activo", afirma Elba Rivera. Ella, junto a las otras activistas del W8, han solicitado una entrevista con la canciller alemana Angela Merkel, única mujer dentro del G8.

Acostumbrada a sortear obstáculos, Rivera advierte: "No queremos pagar las consecuencias de una crisis que no hemos provocado. Primero hemos decidido hablar con los políticos, pero si ellos no nos escuchan hablaremos con las ONG y los movimientos sociales y tendrán que escuchar al pueblo", añade.

Navanethem Pillay, nueva comisionada de Derechos Humanos de la Naciones Unidas.

Publicado en La Mujer en la Alianza

ImageEFE

WASHINGTON.- Una juez sudafricana de ascendencia sudasiática, Navanethem Pillay, será nombrada Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, en sustitución de la canadiense Louise Arbour, según el diario Los Ángeles Times.

Según el rotativo angelino, que cita a "diplomáticos y funcionarios de la ONU", el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, anunciará este viernes el nombramiento de Pillay.

Miembro desde hace cinco años de la Corte Penal Internacional en La Haya, Pillay habrá sido elegida frente a otros dos candidatos: el argentino y enviado especial de la ONU para el genocidio Juan Méndez y la paquistaní Hina Jilani, enviada especial de la ONU para los derechos humanos.

Víctima de la discriminación racial en la época del apartheid en Sudáfrica, Pillay, que tiene el doctorado en derecho de la Universidad de Harvard, llegó a ser, en 1995, la primera mujer "de color" en integrar el Tribunal Supremo de su país.

Posteriormente, como juez del Tribunal Penal Internacional para Ruanda, juzgó casos del genocidio cometido en 1994.

Nacida en 1941, Pillay comenzó en 1967 a ejercer como abogada, y actuó como defensora de muchas víctimas del apartheid.

Pajín defiende la Alianza de Civilizaciones

Publicado en La Mujer en la Alianza

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, aseguró este viernes que hablar de Alianza de Civilizaciones en un momento "convulso" como el actual es "más necesario que nunca, puesto que parece evidente que el modelo actual de relaciones internacionales exige cuanto menos una completa revisión".

DIARIO CRITICO     

Pajín realizó estas declaraciones durante su intervención en la presentación del libro del secretario provincial del PSPV en Castellón, Francesc Colomer, titulado ´Un diálogo sin fronteras. Desde Las Casas a la Alianza de Civilizaciones´.

Según dijo, "este modelo, como estamos viendo estos días, ha provocado una brecha no sólo en todo el mundo, sino especialmente entre el norte y el sur, que cada día es mayor, y cuyo resultado es que nos enfrentamos a una de las mayores crisis alimentarias de la historia en un momento donde, paradójicamente, tenemos más capacidad que nunca para generar alimentos y para hacer accesibles los mismos".

En definitiva, -apuntó- "este modelo ha aumentado las desigualdades entre los seres humanos en un momento en que el acceso a las nuevas tecnologías, los descubrimientos y la ciencia no deberían permitirlo". "Frente a ese escenario -apuntó- la Alianza de Civilizaciones supone un marco diferente de establecer las relaciones internacionales y un catalizador a través del cual alcanzar un orden diferente y más equilibrado".

Así, señaló que la Alianza de Civilizaciones "es una propuesta política, pero también una propuesta ética y ciudadana que entiende que el nuevo orden mundial no puede sustentarse en la dominación de unos pueblos sobre otros o de los hombres sobre las mujeres".


Subrayó que "del apoyo de las instituciones internacionales a la Alianza de Civilizaciones dependerá, en gran medida, el éxito de este proyecto", y aclaró que las medidas adoptadas en España por el Gobierno de Rodríguez Zapatero "han convertido a nuestro país en un referente mundial en cuanto a extensión de los derechos, a la lucha por la paz y contra la discriminación".

Al respecto, comentó que "lo hemos visto estos días, cuando este país ha demostrado su capacidad de interlocución entre pueblos diferentes, con capacidad de hablar con los dirigentes del pueblo palestino y de Israel, así como liderar en Europa que la respuesta a la crisis económica que vivimos no sólo puede ser la respuesta a un orden financiero internacional, sino que tiene que ser la construcción de un sistema financiero más transparente, pero también más equitativo y justo donde puedan beneficiarse todos".

En su opinión, "somos un país tremendamente respetado por los países grandes y también querido por los países pequeños, y éste es el mejor tributo que dejamos a nuestra social, pero -dijo- esto requiere una responsabilidad que debemos traducir en el impulso, en el marco de la UE, de políticas valientes que favorezcan la convivencia pacífica entre los pueblos y debemos incorporar la Alianza a la agenda política cotidiana de la UE".

Te puede interesar...