Algunos factores que contribuyen al reforzamiento de los mecanismos de diálogo entre culturas con el fin de avanzar desde el diálogo a la interacción.

Publicado en Opinión

Que únicamente entiende el concepto de nación como la tierra donde se nace.

Además, Saadi Shirazi considera a los seres humanos como miembros de una misma gran familia.

No se puede alcanzar el hermanamiento humano si no es a través del amor de todo el mundo y no se puede obtener la compasión sin el conocimiento y la concienciación:

No esperes amor de un ignorante,

Nadie puede amar lo que no conoce.

6. Visitas y reuniones intensas son necesarias para estrechar relaciones y hacer un balance de la realidad.

Cada persona tiene su propio punto de vista sobre las cosas. Normalmente es difícil que puedan cambiar su opinión pero analizando la realidad puede que se cambien muchos estereotipos.

En este sentido, La Organización Cultural, Científica y Educativa –ISECO- ha organizado, con el apoyo del Presidente de la República Árabe de Siria, una reunión bajo el lema: “Diálogo entre Civilizaciones para la Convivencia”.

A la conferencia asistieron un gran número de investigadores de varios países. Al final de la reunión, William Findley, un científico americano dijo: “Vine a Siria con muchos prejuicios y ahora me voy de Siria con ideas totalmente diferentes. Siempre he creído que Siria es un país fanático y terrorista, como siempre se nos ha dicho. Lo que he descubierto es que es un mosaico cultural, precioso y grandioso: las religiones y las razas conviven juntas; Armenios, Kurdos, Circasianos, Turcos, Árabes, viven en un crisol de unidad nacional basado en el amor, la cooperación y el hermanamiento. También la gente de Siria me ha parecido amable, educada y respetuosa. Ojala que cada ciudadano americano pueda visitar Siria y descubra que lo que se nos cuenta sobre Siria no es la verdad.”

Los turistas normalmente se quedan fascinados por nuestra arraigada civilización Árabe cuando visitan las ciudades históricas de Tadmur, Ebla, Ugarit, Maty y Umarit. Estos sultanatos, que ya existían en el segundo milenio después de Cristo solían ser las tierras de la civilización y la humanidad donde Oriente y Occidente podían dialogar. Hoy en día, estos monumentos históricos mantienen rastros de aquel diálogo.

Te puede interesar...