Alianza de ciudades por el Mediterráneo

Publicado en Opinión

LA VERDAD

La Alianza de Civilizaciones es una flamante idea recuperada de los siglo XII y XIII, experimentada en Al Andalus. Ahora hay que ponerla en el tiempo, hay que procurarle un espacio. Para ello nace, junto a otras varias iniciativas, la fundación Baile de Civilizaciones. Se ha constituido el Secretariado de la Unión por el Mediterráneo, cuya sede está en el castillo de Pedralbes, ciudad de Barcelona; se establecerá también en Barcelona el Instituto de Estudios Mediterráneos de España, al igual que existe el de Francia, en París; antes de fin de año se celebrará la constitución de la Casa del Mediterráneo, en Alicante.

Representantes de países y organizaciones, más de 90, se han reunido en Estambul para reforzar la idea Alianza de Civilizaciones. Obama saludó al foro; se celebran encuentros y se elaboran estudios. El Instituto Geográfico Español, del Ministerio de Fomento, ha aceptado colaborar con la fundación y amablemente ha enviado el último estudio sobre geografía física, económica, sociológica y antropológica del Mediterráneo, junto con las ponencias del último congreso celebrado en Túnez. Ese es el ámbito en el que se mueve la fundación baile de civilizaciones. Es preciso municipalizar la idea, para hacerla más próxima a la ciudadanía, hacerla más fecunda y más visible. Pretendemos la alianza de siete ciudades, con quienes celebrar la constitución de la alianza de ciudades por el Mediterráneo. Los embajadores de la fundación están estableciendo contactos; la empresa finca e industria agroalimentaria Dehesa de los Llanos ha ofrecido sus instalaciones para el encuentro, si fuera necesario; la fundación Museo de la palabra ha firmado con nosotros un acuerdo para el desarrollo práctico de la alianza de ciudades por el Mediterráneo.

El Instituto Francisco de Vitoria, de la Universidad Carlos III, se presta a asesorarnos en estas tareas. Elegimos siete ciudades para constituir y lanzar la causa de la fundación: Alianza de ciudades por el Mediterráneo. En estas ciudades comenzarán a constituirse las aulas de Paz por el Mediterráneo, de estas ciudades se catalogará el patrimonio público, desde estas ciudades se recordará el futuro de la ciudadanía por el Mediterráneo. Tánger, Marsella, la isla San Antíoco, Trípoli, Limassol, Guardamar del Segura y Lisboa serán las primeras invitadas. Aún no lo han sido.

Te puede interesar...

Sin etiquetas que coincidan