Ankara, Bruselas, Madrid, Rabat: un hilo conductor por Máximo Cajal

Publicado en Opinión

Así están las cosas, en vísperas de la reunión en Palma de Mallorca del Grupo de Alto Nivel, establecido por el secretario general Kofi Annan, cuyo mandato consiste en encontrar vías de acción concretas para hacer frente al mal que nos aqueja. Esta cita, y el hecho de que coincida con la conmemoración del X aniversario del arranque del Proceso de Barcelona, me induce a establecer un vínculo entre las dos iniciativas, relación que en nada contradice la evidencia del alcance regional de la Conferencia Euromediterránea frente a la aspiración global de la Alianza de Civilizaciones. No creo, en efecto, que desmienta la vocación planetaria de esta última el intento de poner a prueba sus objetivos, así como el papel de algunos de sus actores, en el espacio, sin duda más acotado, que es la cuenca del Mediterráneo.

Ello es así porque la propuesta copatrocinada por los primeros ministros José Luis Rodríguez Zapatero y Recep Tayyip Erdogan va a medirnos a todos por unos mismos raseros. Se engañan quienes piensan que el reto solamente afecta al otro. Que su reclamo no nos atañe -a los occidentales, a los europeos y a los españoles en particular-, pues según ellos estamos por encima de todo asomo de sospecha. Grave error. Porque las varas de medir de esta Alianza son tanto más exigentes cuanto más asentados están los valores que propugna. Así sucede, desde luego, con la democracia, con la salvaguarda de los derechos humanos, la igualdad de género y el buen gobierno. Pero también nos son exigibles principios como el respeto ajeno, el aprecio de la diversidad, el rechazo de los prejuicios y de los estereotipos, y el combate diario contra el racismo, la xenofobia y contra todos los extremismos y fundamentalismos.

Existe, pues, un hilo conductor que va de Rabat a Bruselas y de Ankara a Madrid, test de la credibilidad de nuestro discurso y de nuestra acción. Una prueba diaria para Turquía, en su camino por armonizar el credo que practica la gran mayoría de su población con los valores de modernización que proclamó Kemal Atatürk.

Te puede interesar...

Sin etiquetas que coincidan