A los musulmanes de Occidente y sus conciudadanos por Tariq Ramadan

Publicado en Opinión

La hora de la reconciliación está muy cerca. Los musulmanes deben unirse a sus conciudadanos para reconciliar sus sociedades con sus ideales. Actualmente, la tarea consiste en comparar los ideales proclamados de los derechos humanos y de la igualdad (entre hombres y mujeres, personas de distintos orígenes, etcétera) con la realidad. Para influir en nuestras sociedades, debemos aportar una crítica constructiva y comparar las palabras con los hechos.

 Nuestras sociedades aguardan la aparición de un nuevo “nosotros”,un “nosotros” que podría unir a hombres y mujeres (de todas las religiones, y sin ninguna religión) dispuestos a emprender la tarea de resolver las contradicciones de su sociedad. Ese “nosotros” representaría esa unión de ciudadanos que aspiran a luchar juntos por su futuro. En estos momentos, ese futuro se desarrolla en el plano local. Es una cuestión de máxima urgencia el poner en marcha movimientos nacionales de iniciativas locales en las que personas de diferentes sensibilidades puedan abrir nuevos horizontes con unos compromisos y una confianza mutuos.

Juntos debemos aprender a poner en cuestión los programas que ofrecen una enseñanza exclusiva de la historia. Debe oficializarse una enseñanza más objetiva de “nuestra historia”. En el ámbito social, debemos comprometernos con una mezcla social mucho más concienzuda tanto en las escuelas como en las ciudades.

Te puede interesar...

Sin etiquetas que coincidan