1. El Mediterráneo

Los dos países que encabezan la propuesta de la Alianza son a su vez los extremos de un continente, y separan Asia y África de Europa. En Turquía se desarrolló el cristianismo y fue cristiana, con Constantinopla a la cabeza, durante diez siglos. España fue musulmana durante siglos, siendo el faro cultural de esta civilización con el califato de Córdoba al frente.

En ambas, durante años, convivieron las tres religiones del Libro. Posteriormente las iglesias se convirtieron en mezquitas y las mezquitas en iglesias.

Solyman el Magnífico y el Emperador Carlos V, respectivamente, representaron el mayor poder de ambas civilizaciones. Dos imperios que alcanzaron el máximo esplendor y decayeron al mismo tiempo. Hoy están condenadas a entenderse. Pueden ser el símbolo de la autentica Alianza de civilizaciones.

Son las puertas de Europa, ambas pertenecen a la OTAN y tienen más puntos en común de lo que parece, siendo el primero de ellos la coincidencia de intenciones de sus dos actuales líderes en sacar adelante la iniciativa de la Alianza de Civilizaciones como promotores de la misma

Publicaciones Similares