El Patriarca Tawadros II visita al Papa Francisco

El Papa Francisco recibió en audiencia al Patriarca Tawadros [=Teodoro] II. Es el 118º Patriarca de Alejandría sobre la Santa Sede apostólica de San Marcos. Fue elegido el 4 de noviembre de 2012 en la catedral cairota de San Marcos, sucediendo a Shenouda III, fallecido el 17-3-2012.

– Licenciado en Farmacia, Tawadros ingresó en el seminario en 1983, siendo ordenado sacerdote el 23-12-1989. Posteriormente ingresó en el monasterio de San Bishoy, en Wadi Natrun, al norte de El Cairo. Desde 1997; y fue obispo metropolitano de Behera, en el delta del Nilo.

I.- El encuentro del Papa con el Patriarca.

– El Papa definió el encuentro como “un verdadero momento de gracia”, que “fortalece los lazos de amistad y hermandad que unen ya a la Sede de Pedro y a la Sede de Marcos, heredera de un legado inconmensurable de mártires, teólogos, santos, monjes y fieles discípulos de Cristo, que por generaciones han dado testimonio del evangelio, a menudo en situaciones muy difíciles”.

– Un momento histórico el de hoy, que se registra 40 años después de otro encuentro histórico, el de Pablo VI y Shenouda III.

– La Declaración Conjunta, firmada hace 40 años atrás por los dos papas representó “una piedra angular en el camino ecuménico”, permitió la institución de una comisión de diálogo teológico entre ambas Iglesias, y fue el inicio de uno más amplio entre la Iglesia católica y toda las Iglesias ortodoxas orientales.

– “En esa declaración solemne nuestras Iglesias —subrayó el Papa Francisco— reconocían que confesaban, en línea con las tradiciones apostólicas, 'una única fe en Dios uno y trino' y la 'divinidad del Único Hijo encarnado de Dios… Dios perfecto con respecto a la Su divinidad y perfecto hombre con respecto a su humanidad'.
Reconocieron que la vida divina se nos da y se alimenta a través de los siete sacramentos, y se sintieron unidas en la veneración común de la Madre de Dios”.

– Una y otra Iglesia se reconocen “unidas por un sólo bautismo, del que es expresión particular nuestra oración común, que anhela el día en que se cumpla el deseo del Señor, de poder comulgar en un único cáliz”,

– No obstante, no dejó el Papa de reconocer que el camino por recorrer es aún largo, señalando, entre las etapas realizadas, el encuentro que el beato Juan Pablo II y el Patriarca Shenouda tuvieron en El Cairo en febrero de 2000, cuando Juan Pablo II realizaba entonces la peregrinación a los lugares de los orígenes de la fe.

II.- El sistema político-religioso vigente en Egipto.

– La Constitución de la República Árabe de Egipto —que es de 11-8-1971 [reformada el 26-5-190, 2005 y 2007]— expresa su actitud ante las iglesias y religiones bajo dos principios: el de libertad de creencia (art.46) y el de Confesionalidad islámica del Estado.

– El primero viene así enunciado en su artículo 46: “El Estado garantiza la libertad de creencia y la libertad para practicar los derechos religiosos”.
– El segundo queda así proclamado en el artículo 2: “El Islam es la religión del Estado. El árabe es su lengua oficial y su principal fuente de legislación es la Ley islámica (Sharia)”.

– De ambos principios se sigue que a su sistema político-religioso se le pueda calificar como sistema de confesionalidad islámica del Estado

– Por lo que se refiere a la religión, los católicos son 341.712 (0,40%) perteneciente a 15 diócesis; cristianos no-católicos, 10.080.504 (11,80%); musulmanes, 74.407.788 (87,10%); religiones tradicionales y otras, 597.996 (0,70%).

– Se estima que los coptos son cerca de 60 millones, repartidos entre Egipto (unos 7 millones), Etiopía (51 millones), Eritrea (2 millones), Sudán y Sudán del sur (unos 500 mil), siendo la religión mayoritaria en Etiopía y Eritrea. Están organizados en 3 patriarcados: el Patriarcado Copto de Alejandría, el Patriarcado Copto de Etiopía y el Patriarcado Copto de Eritrea.

– Las diferencias entre la Iglesia Copta y la Iglesia Católica tienden a superarse a partir de la declaración conjunta de Shenouda III y Pablo VI en 1973:

– Confesamos que nuestro Señor y Dios y Salvador y Rey de todos nosotros, Jesús Cristo, es Dios perfecto con respecto a su divinidad, hombre perfecto con respecto a su humanidad. En él su divinidad está unida con su humanidad en una verdadera unión perfecta, sin mezcla, sin mixtura, sin confusión, sin alteración, sin división, sin separación”.
Al concluir, el Papa ha agradecido al patriarca su atención hacia la Iglesia copta católica que ha instituido un "Consejo Nacional de Iglesias Cristianas," símbolo de la voluntad de todos los creyentes en Cristo”.

Referencia bibliográfica: Mundo Negro (abril-mayo 2013), África especial 2013, p.16.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *