El Papa exhortó al foro de las religiones de Kazajistán: no a la «retórica de guerra»

Francisco recibió esta mañana en audiencia a los participantes en el primer coloquio entre el Dicasterio para el Diálogo Interreligioso y el Congreso de los Líderes de las Religiones Tradicionales y Mundiales. En su discurso se refirió los tres "aspectos" fundamentales: el respeto de las diversidades, el compromiso en clave medioambiental con la "casa común" y la promoción de la paz".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- “Hoy son muchos, demasiados, los que hablan de guerra: lamentablemente la retórica belicista vuelve a estar de moda” pero “mientras se difunden palabras de odio, las personas mueren en la brutalidad de los conflictos”. Por eso "necesitamos en cambio hablar de paz, soñar con la paz, dar creatividad y concreción a las expectativas de paz, que son las verdaderas expectativas de las personas y de los pueblos", afirmó esta mañana el Papa Francisco en la audiencia que concedió en el Palacio Apostólico del Vaticano a los participantes en el primer encuentro entre el Dicasterio para el diálogo interreligioso y el Congreso de los Líderes de las Religiones Tradicionales y Mundiales. Un encuentro que el mismo pontífice definió como "el primer fruto significativo del Memorando de entendimiento entre el Centro Nazarbayev y el citado Dicasterio", en una calurosa referencia a las autoridades de Kazajistán.

El Papa Francisco señaló la importancia de la ayuda recíproca para cultivar la armonía entre las religiones, las etnias y las culturas, de la que el país asiático "puede estar orgulloso. En particular, hay tres aspectos de vuestra realidad – afirmó – que quisiera subrayar: el respeto a la diversidad, el compromiso con la "casa común" y la promoción de la paz. Y especialmente con respecto al último punto, referido a la paz, alentó a hacer "todos los esfuerzos en este sentido, dialogando con todos. Que vuestro encuentro, en el respeto a la diversidad y con la intención de enriquecerse mutuamente – añadió – sea un ejemplo para no ver al otro como una amenaza, sino como un don y un interlocutor valioso para el crecimiento de todos”.

Francisco recordó el VII Congreso de Líderes de Religiones Tradicionales y Mundiales en Astaná, en el que participó en 2022, afirmando que era una "plataforma única y bien experimentada para el diálogo", tanto en el ámbito de la religión como de la política, la cultura y los medios de comunicación. "Es una iniciativa meritoria, que se corresponde – señaló – con la vocación de Kazajistán [donde nació la plataforma, ndr.] a ser un país de encuentro". Vocación que también se puso de manifiesto el pasado mes de enero durante el encuentro en el Vaticano con el presidente de la República de Kazajistán, Kassym-Jomart Tokayev.

El pontífice afirmó una vez más el valor del "respeto de las diversidades", que definió como un "elemento esencial de la democracia", al que contribuye de manera decisiva para crear "armonía" el hecho de que el Estado "sea laico". Estamos hablando evidentemente – añadió – de un sano laicismo, que no mezcla religión y política, sino que las distingue por el bien de ambas, y que al mismo tiempo reconoce el rol esencial de las religiones en la sociedad, al servicio del bien común". Desde esta perspectiva, es fundamental "un trato justo e igualitario" de los "distintos componentes étnicos, religiosos y culturales" en el ámbito del trabajo, de la vida política y social "para que nadie se sienta discriminado o favorecido en razón de su específica identidad".

Francisco abordó luego un tema al que siempre presta especial atención: el compromiso de salvaguardar la creación, lo que él llama "la casa común", que también ha estado presente en este primer coloquio, definida como "un don divino que se debe amar y cuidar". El Papa reflexionó que el respeto a la creación es "una consecuencia irrenunciable del amor al Creador, a los hermanos y hermanas con quienes compartimos la vida en el planeta, y en particular a las generaciones futuras". Por eso expresó su deseo de que el "primer coloquio" entre el Dicasterio para el Diálogo Interreligioso y el Congreso de Líderes de las Religiones Tradicionales y Mundiales pueda hacer "una importante contribución en este sentido".

 

(Foto Vatican Media)

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *